Información al consumidor sobre la efectividad y seguridad de medicamentos en el mercado.

Pastillas hormonales para tratar el acne

Tratamiento del acné - Pastillas anticonceptivas y otras terapias hormonales 

Los anticonceptivos orales (AO) han estado disponibles desde 1960, y han sido modificados desde entonces para reducir el riesgo de efectos secundarios. Son el método favorito de contracepción de las parejas más jóvenes. Los anticonceptivos orales previenen la ovulación y hacen más difícil que un óvulo fertilizado se implante en la pared del útero. 


Los anticonceptivos orales pueden estar compuestos sólo de progestina (llamados minipíldoras), o de una combinación de estrógeno y progestina sintética. La píldora combinada tiene estrógeno, que suele ser en forma de etinil estradiol o mestranol (sólo ocasionalmente). 

La gran mayoría de las píldoras anticonceptivas usan etinil etradiol como estrógeno, que actúa a niveles más bajos de la hormona luteinizante (LH) y aumenta la hormona sexual globulina (SHBG). Esto a su vez disminuye la testosterona, reduciendo así la secreción de las glándulas sebáceas que son responsables de que el acné produzca exceso de aceite. 


El nivel de testosterona en las mujeres con acné se encuentra dentro del rango normal, pero el nivel se reduce en las que toman anticonceptivos orales. Algunos expertos creen que el rango normal de testosterona para las mujeres que se establece por los laboratorios es mayor de lo que debería ser. Si esto es cierto, podría enmascarar los resultados para algunas personas cuyo nivel, aunque considerado dentro de lo normal, es realmente alto para ellas. En estas mujeres, el acné mejora cuando su testosterona se reduce al tomar anticonceptivos orales.

Una cierta cantidad de diferentes formas de progestinas son usadas dependiendo de la marca. Las progestinas pueden utilizarse en una dosis constante a lo largo del ciclo (monofásico), o la dosis diaria puede variar (ciclo bifásico o trifásico). Las progestinas son hormonas que tienen una influencia diferente en su cuerpo, dependiendo de la estructura molecular que estas tengan. 


Algunas progestinas tienen efectos que pueden ser androgénicos (actuando como hormonas masculinas), mientras que otros son anti-androgénicos (bloqueando la producción de andrógenos o bloqueando los receptores de andrógenos, que permite a su cuerpo absorber y utilizar el andrógeno), y algunos incluso son estrogénicos (similar al estrógeno). Estas acciones diferentes sin duda pueden influir en los efectos secundarios, así como el efecto en la piel y el acné. Para tratar el acné, aquellas píldoras que producen poco o nada de andrógenos, o incluso aquellas que bloquean la producción de andrógenos (anti-andrógenos), son las mejores. 

Al reducir el efecto de las hormonas andrógenas en las glándulas sebáceas, los anticonceptivos orales pueden reducir la cantidad de aceite que las glándulas producen, lo que significa que los poros son menos propensos a ser bloqueados. Estudios recientes han demostrado que algunos anticonceptivos también son eficaces para tratar el acné. 


Muchas mujeres que tienen acné mínimo o leve y que también están buscando usar algún método anticonceptivo encontrarán esto muy útil. Además, las mujeres que tienen acné moderado a severo pueden considerar esto como tratamiento primario, junto con la terapia tópica. También es considerado como uno de los dos métodos de anticonceptivos preferidos por las mujeres, usando isotretinoína oral (Accutane ®) para tratar el acné severo. Las mini-pastillas no necesariamente ofrecen una protección adecuada para este propósito.